Un criterio importante a la hora de seleccionar un cepillo de dientes eficaz es el número y la calidad de las cerdas

El cepillo dental es un elemento imprescindible para mantener una sonrisa limpia y saludable. Se estima que pasamos un promedio de mil horas cepillándonos los dientes a lo largo de nuestra vida. Por esa razón, es importante conocer los cepillos que ofrecen los mejores beneficios para la higiene bucal.

Actualmente, existe en el mercado una gran variedad de productos para la limpieza bucal. Sin embargo, el cepillo es el instrumento más eficaz para la eliminación de la placa dental, por lo que es importante conocer sus partes y funciones para elegir el más adecuado para su sonrisa.

Todos los cepillos constan de un mango y una cabeza donde se insertan las cerdas, formando penachos. Algunos también tienen un tallo, donde se produce un estrechamiento del mango. Acá le aclaramos cuáles son los más adecuados para garantizar unos dientes blancos y saludables:

Cabeza: Las que son pequeñas, planas y rectas, resultan más cómodas de manejar y pueden llegar con facilidad a todos los rincones de la boca, por lo que están más indicadas que las voluminosas. La Asociación Dental Americana (ADA) recomienda elegir un tamaño de cabezal que quepa fácilmente en la boca y le permita cepillar uno o dos dientes a la vez.

Cerdas: Un criterio importante a la hora de seleccionar un cepillo de dientes eficaz es el número y la calidad de las cerdas. Cualquier cepillo que elija debe tener cerdas suaves, pues las que son duras pueden dañar el tejido de las encías, haciendo que las raíces de los dientes queden expuestas y sensibles a estímulos como calor y frío. Además, cuanto más fibras tenga el cabezal, mayor será la superficie limpiadora y mejores resultados obtendrá el cepillado. Los que son hechos de fibras de nylon son mejores que los de fibras naturales de cerdo, pues estas son más propensas a acumular bacterias y, además, no se secan tan fácilmente como las primeras.

Mango: La eficacia del cepillado no depende de la forma del mango, sino que ese debe ser flexible y cómodo para que el cepillado sea completo.

Aunque no haya una regla para elegir el mejor cepillo bucal, los expertos aseguran que lo más adecuado es aquel que se ajusta a su boca y, a la vez, permite alcanzar fácilmente todos los dientes. Además, es recomendable reemplazarlo apenas las cerdas luzcan gastadas (generalmente cada tres meses), pues el cepillo de dientes muy usado no hará una buena limpieza y afectará la salud bucal.

Deja una Respuesta

*