Para evitar que las manchas de cualquier tipo aparezcan en los dientes, lo mejor es mantener una higiene dental adecuada, evitar consumir alimentos que manchen nuestros dientes y realizarnos una limpieza dental profesional.

La frecuencia de una limpieza dental depende de la higiene de cada uno, la disposición de los dientes, o si se es fumador. Pero, en general , se recomienda al menos una al año.

Al realizarnos una limpieza dental anual podemos eliminar el sarro depositado en los dientes. Porque la placa bacteriana puede mineralizarse, volviéndose dura, y necesita una limpieza profesional.

Tipos de manchas

  • Superficiales (café, té, tabaco, ciertos alimentos, vino tinto), se eliminan fácilmente. Normalmente se recurre a un aparato que lanza bicarbonato fosfato a presión sobre los dientes.
  • Internas, lo que incluyen las de algunos medicamentos, no se resuelven con la limpieza profesional. En ese caso recurrimos a otras técnicas, como blanqueamientos dentales, carillas estéticas o, incluso, coronas de cerámica.

 

Deja una Respuesta

*