En el capítulo I hablamos de tres puntos y hábitos que debemos parar para que nuestros dientes no se dañen, no sufran en el transcurso de nuestra existencia. Ahora tocaremos tres puntos más que el 80% de las personas comunes y corrientes desconocen.

1.-  Apretar y rechinar los dientes

La mayor cantidad de personas aprieta los dientes de vez en cuando, a menudo es cuando se levanta algo pesado, tal vez, o cuando usted está estresado, y algunas personas rechinan los dientes mientras duermen, una condición llamada bruxismo del sueño. Cualquier tipo de apretamiento dental a los dientes puede desgastar los dientes.

2.- Tomar algún tipo de medicamento con regularidad

La mayoría de medicamentos causan sequedad en la boca. Cuando se carece de la humedad de la boca, los dientes se vuelven más vulnerables a la erosión del esmalte y de todas las caries y problemas en las encías que pueden convertirse. Pregúntele a su médico o farmacéutico si cualquiera de los medicamentos que usted toma puede secar la saliva de protección. Usted puede ser capaz de tomar medidas para prevenir la sequedad de la boca de dañar sus dientes.

3.- ¿Experimenta frecuentes episodios de acidez estomacal o reflujo gastroesofágico (ERGE)?

 Su sistema digestivo se agita con los ácidos. Cuando los ácidos encuentran su camino de regreso dentro de tu boca a través de eructos o el reflujo, el esmalte de los dientes puede dañarse.

Deja una Respuesta

*