Una de las situaciones más incomodas es acercarse a una persona y que sea imposible entablar un dialogo porque su aliento lo impide.

El mal aliento, o conocida científicamente como halitosis es causado por diferentes circunstancias, una de ellas son  las bacterias que generan en nuestra boca producen olores desagradables.

Según la revista internacional `Selecciones`. En una entrevista con la odontóloga Anja Sonnenberg, “Cuando no te cepillas ni usas el hilo dental de manera regular, las bacterias se acumulan en trozos de alimentos que quedaron en tu boca y entre los dientes, además menciona que los componentes de azufre liberados por estas bacterias provocan mal aliento”.

Para Sonnenberg  los alimentos, especialmente el ajo y las cebollas, que contienen aceites intensos, pueden contribuir al mal aliento porque los aceites son llevados a los pulmones y luego hacia afuera por la boca. Y el fumar también es una causa importante del mal aliento.

Deja una Respuesta

*